La gran marcha por la discapacidad

El pasado 5 de diciembre, tras un primer aplazamiento por el pronóstico de lluvia, la Mancomunidad de Municipios de Alhama de Granada y el Centro Ocupacional El Lucero organizaban una marcha reivindicativa por las Personas con Discapacidad con lectura de un manifiesto en el Paseo del Cisne y a la que se sumaron el alumnado de los centros de primaria del municipio, autoridades y otros colectivos.

El acto arrancaba a las doce del mediodía con el inicio de la marcha multitudinaria desde la Plaza del Rey. Para esta ocasión, las personas usuarias del Centro Ocupacional El Lucero estuvieron acompañadas también por representantes de los centros ocupacionales “La Pirámide” de Huétor Tájar y “Sierra de Loja” de Loja.

Durante el trayecto hasta el punto de llegada en el Paseo del Cisne, se enarbolaron carteles y pancartas con mensajes reivindicativos como “Todo lo bueno comienza sin barreras”, “Capacidades diferentes, Corazones Iguales” o “Ten en cuenta mi opinión” y pequeñas manos de papel que cada una de las personas presentes en la marcha sujetaba con conceptos como amor, respeto o empatía.

A su llegada al Paseo del Cisne la directora del centro, Pilar Espejo, agradeció la presencia de todas las personas asistentes y su participación en la marcha para concienciar a todos sobre las necesidades de las que aún carecen las personas que sufren alguna discapacidad. A continuación, Espejo cedió la palabra a Francisco J. Rodríguez, Presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Alhama de Granada, quién dio la bienvenida a las personas presentes y recordó la cita anual con este colectivo, el de las personas con discapacidad, “con el objetivo de llamar la atención a la sociedad y recordar que existen personas con grandes dificultades para hacer una vida con normalidad”. En su intervención, Rodríguez también manifestó la responsabilidad de la sociedad para facilitarles a las personas con discapacidad el desarrollo de su plena autonomía.

Rodríguez también destacó la las diferentes acciones y trabajos que, desde la mancomunidad se llevan a cabo, “para que nuestro Centro de Día Ocupacional “El Lucero” sea una oportunidad para las personas que asisten y que a través de los programas que se llevan a cabo cómo los de desarrollo personal, laborales, formativos, deportivos, nuevas tecnologías, de Ocio y Tiempo libre, etc. logren normalizar sus vidas”.

Rodríguez también hizo una llamada a la responsabilidad que “podemos asumirla y llevarla a cabo extendiendo nuestras manos, estas manos que hoy llevamos simbólicamente llenas de valores tan fundamentales como: el amor, el respeto, la empatía, la compasión, escucha, integración, prudencia, sensibilidad, autonomía, e igualdad”.

Rodríguez recordó como “desde que llegué a esta presidencia, estoy comprometido por la calidad y el avance del servicio”, reclamando la atención de las administraciones a las demandas que se hacen desde la mancomunidad para la mejora de la calidad de todas las personas a las que atiende.

Por último agradeció la presencia de todos los colectivos y centros educativos presentes y cedió la palabra a los usuarios de los diferentes centros ocupacionales que leyeron el siguiente manifiesto con motivo de este día.

MANIFIESTO DÍA DE LA DISCAPACIDAD

El día 3 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Es una ocasión para hacer reflexionar a toda la sociedad sobre el cumplimiento de los derechos de este colectivo. Por este motivo, hemos elaborado este manifiesto que queremos compartir con todas las personas aquí presentes y con todas aquellas que diariamente nos apoyan y ayudan a superar las barreras que por desgracia seguimos encontrando en nuestro día a día. Todos nosotros asistimos diariamente a un centro ocupacional donde aprendemos a ser más autónomos, nos formamos en talleres laborales adaptados a nuestras capacidades y luchamos juntos por hacernos un hueco en nuestro entorno, el espacio que nos corresponde en la sociedad. Así entendemos este día, como una oportunidad para reflexionar y expresar que queremos que nos ayuden a ser más autónomos y tener las mismas oportunidades. Necesitamos manifestar nuestras opiniones y nos gustaría que valorasen nuestras diferencias.

También queremos pedir a la sociedad a través de sus representantes que nos lo propongamos con firmeza y eliminar las barreras arquitectónicas, faciliten los apoyos educativos necesarios para la integración académica de este colectivo, vigilen el cumplimiento de los derechos, la igualdad de oportunidades en materia laboral y generen empleos protegidos por los diferentes grados de dependencia. Por último, recalcar que todos somos protagonistas de este cambio y todos podemos colaborar en la integración de las personas con discapacidad. Todos podemos ayudar en su inclusión y mejorar su calidad de vida. En definitiva, podemos romper barreras y crear oportunidades.

Muchas gracias.

Tras la intervención, Pilar Espejo invitó a todas las personas, colectivos y centros educativos presentes que cantaran unidos por las manos la canción “Somos una marea de gente”, de Macaco, dando por finalizados los actos conmemorativos de este día.

Puedes ver todas las imágenes de este evento en nuestro FACEBOOK