El útimo libro del escritor belga Stefan Brijs recoge alguno de los paisajes, monumentos y leyendas más mágicos de Alhama de Granada

El libro es un recorrido por algunos de los pueblos de Andalucía, su actual residencia, que Brijs visitó en la primavera de 2014, entre ellos Alhama de Granada, recopilando historias, anécdotas, sensaciones y pensamientos de lo vivido en cada uno de esos pueblos.

SOBRE EL LIBRO

Un Cristo sin ver en Alhama de Granada, un cartero en un armario de escobas, nueve Zurbarán en la sacristía de la iglesia parroquial, las últimas horas de Federico García Lorca, tortillitas de camarones en Cádiz, abejarucos verano y el retorno de la trituradora del hueso. Con el ojo curioso que caracteriza toda su obra, Stefan Brijs mira primero a los recursos de su nuevo hogar Andalucía. Brijs se trasladó en la primavera de 2014 a Los Romanes, un pueblo en las montañas al este de Málaga. Durante un año recogió en un diario, una abigarrada colección de notas e impresiones, experiencias e historias sobre la naturaleza, la cultura, la historia y las personas en el sur de España. De su pueblo que viaja fuera de los caminos cuatro estaciones de este a oeste, de norte a sur y encontrar celebridades olvidadas, obras maestras ocultas y fauna rara. Él también describe en su propio estilo inimitable a la vida cotidiana y esboza una imagen de una sociedad que lucha con su pasado, pero al mismo tiempo se aferran a las tradiciones.

SOBRE EL AUTOR

Stefan Brijs nació el 29 de diciembre de 1969 en Genk (Limburgo belga), donde vivió durante muchos años y fue a la escuela. En 1990 se graduó como maestro y como educador comenzó a trabajar en su antigua escuela secundaria. De 1994 a 1997 vivió en Zonhoven, luego se acomodó en Genk.

Desde 1999, Stefan Brijs escribe a tiempo completo – que había publicado en ese momento tres libros y escrito varios ensayos y evaluaciones de los adjuntos de libreta De Morgen y De Standaard. En 2003 se trasladó al campo Koningshooikt, no lejos de la ciudad de Lier en la provincia de Amberes. Diez años más tarde, abandonó Bélgica por el extremo sur de España.
Stefan Brijs debutó en el editor Atlas (Amsterdam) La degeneración, una novela de realismo mágico que se destacó por su lenguaje barroco. Un crítico lo llamó “un gran talento” y “la esperanza de la literatura flamenca.

Después de su debut Brijs deambulaba cementerios flamencos, en busca de los restos de sus antecesores literarios, incluyendo Gustaaf Vermeersch, Richard Minne, Maurice y Charles Gilliams de Woestijne. Su quest se describe en las cruzadas, que apareció en 1998. Estos ensayos fueron seguidos en el periódico De Standaard, que hizo el olvido, una serie de retratos literarios de escritores olvidados flamencos fueron compilados en marzo de 2003.

En 2000 Arend, publicó una apasionante novela sobre un niño desfigurado que está mirando a sí mismos, a comprender y amar y sueños siempre ser capaz de volar. El libro recibió tanto en Flandes y los Países Bajos agitó gran elogio. En la era que se llamaba “una fuerte y conmovedora novela, en Knack ‘un logro literario que puede ser”. De Volkskrant habló de “una bella novela y HP / De Tijd acerca de ‘una nueva sensación literaria.

En el verano de 2001 fue la publicación de Villa Keetje Tippel, lo que causó un gran revuelo. Esta monografía presenta la historia del escritor Neel Doff y su villa (ahora demolido) en Genk, se trasladaron todos los veranos desde 1908 hasta 1939 e inspiró varias obras. Una vez procesada Stefan Brijs en este libro la historia de su nacimiento y residencia Genk, un pintoresco pueblo agrícola en el Kempen que creció en un centenar de años para el corazón artificial industrial de Limburg en Bélgica.

En el invierno de 2001 aparecido dos vidas, una historia que, como Arend fue recibido de forma muy positiva en Flandes y los Países Bajos. De Morgen habló de ‘un escalofriante relato de Navidad Eva’, la historia se promociona en el PAROOL como “una historia convincente. Muy agradable “y el Algemeen Dagblad escribió que” era una belleza de un cuento de Navidad.

En octubre de 2005 su nueva novela, el fabricante de Ángel, cuyos derechos de traducción se han vendido a más de quince países, incluyendo Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Rusia y China. El libro, mientras tanto, en Flandes y los Países Bajos ya 175.000 copias vendidas y fue galardonado con el Premio de Oro búho del lector en 2006, el Premio de Cinco Años para la prosa de la Real Academia de la lengua holandesa y la literatura en 2006 y por los clubes de lectura de Flandes Países Bajos con el precio de los libros-acción en 2007. también fue nominado para el Libris Literatura premio en 2006 y el premio AKO Literatura en 2006. en 2010 recibió la traducción francesa faiseur d’anges Le Prix des Lecteurs coñac, ganó un año más tarde el libro Eurorregión Schüler -Literaturpreis otorgado por estudiantes de Bélgica, Holanda y Alemania. En 2011, la 25ª edición fue publicada en holandés como Dwarsligger®. Actualmente el libro está en su 39ª edición.

En octubre de 2006 apareció en la caja de arena grande pastillas de Dios, una colección de ensayos sobre los escritores de Turnhout, incluyendo Jan Renier Snieders, Emiel Fleerackers Joseph Simons y Ward Hermans. Este libro Stefan Brijs fue encargado por la ciudad de Turnhout y el Espace Culturel De Warande.

En octubre de 2011 su nueva novela, Post señora Bromley. Estos se venden más de 50.000 copias. Alemania y Francia ya adquirieron los derechos de traducción. El libro apareció en la longlist del Premio de Literatura y el Premio Libris AKO Literatura.

Junto con el artista visual Koenraad Tinel recogió historias en Genk, que fueron compilados en Tell Tell Genk. Esta colaboración dio en septiembre de 2013 en un nuevo proyecto: Historias de la Pajottenland, que aanleverde historia y dibujos Conrad y Stefan escribió el texto.

Dedicatoria del autor en el ejemplar que ha regalado el municipio.